Bienvenidos. Diario Estelar: Estimados viajeros, tras largas noches de hibernación habéis llegado a vuestro destino. Ya estáis en casa.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Assassin's Creed: El credo inunda las salas


Una de las sagas de videojuegos más rentable de los últimos años ha aterrizado en la gran pantalla para estas fechas navideñas. Assassin’s Creed.

La historia en los videojuegos nos llevó en su primera entrega en 2007 con Desmond Miles era llevado a las instalaciones de Abstergo, introducido en el Animus para conseguir los recuerdos de su antepasado Altair en las cruzadas del siglo XII. Nos ponían en antecedentes de la guerra entre templarios y asesinos por conseguir el fruto del Edén. El videojuego más reciente nos llevaba al Londres victoriano y todavía no se han pronunciado sobre un juego futuro, pero estamos seguros que lo habrá ya que , ha habido un total de 9 entregas de las sagas principales. Ubisoft ha exprimido al máximo una historia que empezó a ser muy rentable con la trilogía de los Auditore y a la que luego no han sabido encauzar debidamente convirtiéndola en un más de lo mismo.

En la película no han recogido ninguna de estas tramas ya expuestas en los juegos y han apostado por una historia totalmente original. La de Aguilar en plena Inquisición española.

Muchos jugadores nos hemos acercado a nuestra sala de cine más cercana no sin sentir cierto temor a una adaptación mediocre. Porque los jugones hemos vivido muchas adaptaciones de videojuegos en película y francamente, muy pocas podríamos calificar como aceptables.

La película nos cuenta la historia de Callum Lynch un convicto que descubrirá que comparte genética con su antepasado Aguilar de Algarrobo y será reclutado por las industrias Abstergo donde la doctora Sophia Rikkin necesitará su ayuda para localizar un artefacto con la esperanza de terminar con la violencia en el mundo. A partir de aquí pasarán muchas cosas que no os vamos a desvelar ya que intentaremos contaros lo menos posible de la trama y centrarnos más en nuestras impresiones.


Es curioso cómo se gestó el reparto y el equipo de dirección para esta película ya que se fueron recomendando entre ellos por haber trabajado juntos en Macbeth (Fassbender, Cotillard y Justin Kurzel e incluso el compositor de la bso Jed Kurzel). A estos cuatro se sumaron Jeremy Irons, Brendan Gleeson, Charlotte Rampling , Ariane Labed, Michael K.Williams, Hovik Keuchker o el español Javier Gutiérrez.

El guión fue escrito por Bill Collage (saga Divergente), Adam Cooper (Exodus) y Michael Leslie 
(Macbeth) y como ya hemos comentado arriba se trata de una historia totalmente original para el cine, así que Ubisoft puede sacar todas las secuela nuevas que se le ocurra.

La película cuenta con un reparto espectacular con un Michael Fassbender a la cabeza, quien ya nos tiene acostumbrados a grandes interpretaciones. En este caso da vida a Callum Lynch / Aguilar e incluso ha realizado el 95% de las escenas de lucha y sale realmente bien parado pese a confesar que nunca había jugado a Assassins. De hecho ni conocía la saga pero se sumergió tanto en la misma que terminó como productor de la cinta.

Fassbender está bien flanqueado por Marion Cotillard, ambos soportan el peso de la película de forma holgada. El resto del reparto con Jeremy Irons a la cabeza  están correctos en sus papeles.


En la producción intentaron utilizar en los movimientos de los personajes las técnicas por ordenador lo menos posible e incluso realizaron el famoso salto de fe con un especialista que se lanzó al vació desde 40metros. Una pena que esa escena quede tan diluida en el resultado final y no se aprecie tanto el trabajo del especialista.

La banda sonora corre a cargo de Jed Kurzel (Macbeth, Babadook) y honestamente encaja bastante bien con las escenas en pantalla, pero los videojuegos han mostrado composiciones más complejas e inmersivas que las que han desarrollado para la película.

El problema que le hemos encontrado es que se han centrado en explicarnos todo lo que acontece a Abstergo y han dejado en un segundo plano los sucesos que ocurren dentro del Animus. O lo que es lo mismo, la parte más espectacular, la de los recuerdos de Aguilar se queda corto de metraje y esto hace que la trama se resienta. Tenían de fondo la trama de la Inquisición española  y no han sabido aprovecharla.



Un Animus mucho más espectacular con ese brazo biónico, muestra escenas en las que el cambio continuo de la cámara yendo del pasado al presente, de Aguilar a Callum, movimiento aumentado  en las escenas de combate que marea al espectador pese a la espectacularidad de las mismas.
En resumen no estamos delante de una película mala y los que han sido jugadores captarán referencias y la esencia del videojuego, pero es una pena que no hayan arriesgado un poco más y habernos mostrado en más profundidad la Inquisición española. Se echan en falta cosas como el uso de la vista de águila tan básica en los videojuegos.

Los no jugadores estarán ante un inicio confuso, aunque poco a poco les irán explicando el funcionamiento de las cosas y acabarán entendiendo gran parte de ella.

Una oportunidad un tanto desperdiciada, con un gran reparto,  que se ha quedado en una película más como ya pasó con la adaptación de Prince of Persia.

Lo mejor:  La dupla Michael Fassbender y Marion Cotillard que están esplendidos, las escenas de combate de Aguilar.

Lo peor: Se han centrado más en Abstergo que en los sucesos del Animus, los movimientos de las cámaras, el abuso del águila.



Un saludo viajeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada